Primera visita del equipo de arquitectos del Taller Escuela Mariano Latorre a Cobquecura luego del terremoto: Catastro y jerarquización de necesidades

29 03 2010

Recorrido por la Zona Típica y alrededores

Viaje 16 y 17 de Marzo

1. Reunión con Alcalde y Director de Obras

2. Catastro de daños (trabajo conjunto con el Consejo de Monumentos Nacionales)

3. Diagnóstico preliminar

Asamblea  25.03.10

REUNION CON EL ALCALDE

Antes de la asamblea, se le planteó al Alcalde y a Director de Obras reconstruir la casa de  Mariano Latorre, con una escuela-de-oficios–taller. Ellos ya habían pensado algo similar. Estaban viendo posibilidades para comprar el terreno y que la casa terminara siendo algún edificio de significación para el municipio (biblioteca, sala de reuniones, etc).

La propuesta del alcalde es conseguir de las autoridades un Subsidio Patrimonial Colectivo,  que permita recuperar el patrimonio arquitectónico de la localidad.

LA ASAMBLEA

1. A la reunión fueron invitados los vecinos de la ZT, por solicitud del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN). Aún así, se congregaron vecinos de todo Cobquecura. Estaban presentes: el Alcalde, el Director de Obras, el Secretario del CMN y los “arquitectos patrimoniales”.

2. El secretario del CMN presentó un par de casos de reconstrucción de ZT. No se le planteó nada a la gente respecto del proyecto ya que el interés era respecto de cosas muy concretas. Nos pareció que si no teníamos algo que ofrecer no se avanzaba en nada.

LISTADO DE TRABAJOS, SEGÚN EL CMN:

– Análisis del catastro en terreno.

– Definición de criterios de reconstrucción.

– Elaboración de presupuestos aproximados: cuantificación para solicitar recursos.

– Elaboración de anteproyectos.

– Proyectos de reconstrucción.

3. La gente que asistió a la reunión, una pequeña catarsis, se puede clasificar en:

a) Aquellos que viven en Cobquecura y solo piensan en la emergencia y urgencia inmediata y que la situación patrimonial les da lo mismo. Además no quieren saber nada del barro y el adobe. Estos quieren y necesitan una alternativa y solución inmediata, ad-portas del invierno.

b) Aquellos que aún viviendo en Cobquecura con sus casas muy destrozadas, es decir en emergencia, valoran la situación patrimonial y el barro y están dispuestos a esperar de tal manera de darle una oportunidad a la posibilidad de reconstrucción y además ya han avanzado algo en arreglos, reciclaje, etc.

c) Aquellos que no viven en Cobquecura por lo que no tienen ninguna urgencia y tiene la misma posición que el grupo anterior.

d) Están también los comerciante, reunidos en la Cámara de Comercio de Cobquecura, quienes han explorado algunos caminos propios para conseguir recursos para seguir haciendo funcionar sus negocios.

4. Nos dio la impresión que el primer grupo, ese que sólo quiere la demolición, se abrió un poco a darle una oportunidad a la reconstrucción, siempre y cuando vean algo concreto pronto.

5. Las siguientes son notas y citas de la reunión en el Liceo de Cobquecura:

– La gente de calle El Rehue se sintió por no ser invitada a la reunión. Las invitaciones de clavaron en las puertas de las casas de la ZT. En El Rehue ya no hay casas”;

– Los pobladores de Cobquecura desconocen los alcances de la declaratoria de ZT. – Varios no saben si sus casas pertenecen o no a la ZT;

– A partir de los “robos” de materiales de demolición, a la gente le contaron que los escombros se utilizarían para rellenar y ampliar la zona de estacionamientos;

Todos quieren ladrillos” (aplausos);

– En la primera intervención propositiva, una señora solicitó ayuda externa para que les enseñen a reciclar los materiales, en un proceso de EDUCACIÓN;

– Se presentó una delegación de profesores de la Universidad del Bio Bio, para ofrecer su colaboración para le reconstrucción;

– Concejal: “perdimos muchas tejas por apurarnos”;

– Un arquitecto propitario de una casa en la ZT se ofrece para ayudar en la reconstrucción, a partir de una experiencia existosa con “la casa del tío Tabo”, reforzada con una cadena de H.A. Antes del terremoto.

– Un vecino pide que regresen las máquinas de La Granja;

– Habló la representante de la Cámara de Turismo de Cobquecura, quienes piden les indiquen los fondos a los que pueden concursar como micro-empresarios: Corfo, Cercotec, etc. Nota: fue la única dirigente social que habló.

– El alcalde tiene sobre si un Recurso de Protección hecho por un vecino, para detener toda demolición tanto en la ZT como en todo el pueblo;

– ¿Dónde se guardarán los muebles (antiguos)?

– ¿Pasaremos el invierno en media-aguas, con plásticos?

– ”La gente ha colaborado muy poco”

– “Se debieran demoler las casas que sus habitantes quieran… no podemos esperar 3 a 4 años por un capricho de los señores de MN

– “Queremos un subsidio para hacer una casa de madera, concreto, etc”.

 

 
SUBSIDIO

 

Muchas casas son herencias, por lo que sus ocupantes “las recibieron gratis” (alcalde). Lo anterior complica la situación legal de la propiedad de cada inmueble, al existir sucesiones de herederos. Además, la única herramienta existente hoy para reconstruir es el Subsidio Habitacional. Para la zona están contempladas 370UF. Los propietarios de calle Independencia están en su mayoría sobre los 11mil puntos de la ficha CAS.

 

CONCLUSIONES

 

La inminente llegada del invierno, la imposibilidad económica de reconstruir los inmuebles dañados y la falta de respuestas concretas de las autoridades hacen inviable plantear un estudio de mediano-largo plazo sin antes solucionar las urgencias inmediatas de los habitantes de Cobquecura. En este sentido, previo a asegurar la estabilidad estructural de la viviendas, se debe asegurar la estabilidad emocional y de resguardo de los vecinos. Luego de eso, se podrá recuperar la calma necesaria para proyectar una reconstrucción de largo plazo.Se propone catastrar a todas las familias de la ZT y definir exactamente cual es la intervención que se requiere, con qué urgencia y de qué magnitud es. Este catastro permitirá a su vez dimensionar la intervención de tal manera de valorizarla y especialmente priorizarla tanto en cuanto a inversión como a plazos. Más allá de lo formal del proyecto en cuanto a plan maestro, ésto entrega los elementos necesarios para el desarrollo del proyecto. No nos parece tan difícil hacerlo ni tampoco de tal largo aliento hacerlo.

Con respecto a nuestro trabajo, éste debe considerar la coordinación en terreno de trabajadores sociales, que permitan establecer las prioridades de las familias afectadas, incluyendo el desarme de parte de los inmuebles colapsados y despejar un área para la instalación de una media-agua de emergencia. La idea es propiciar el retorno de los vecinos al área urbana, donde los servicios sanitarios y de electricidad están asegurados, junto al equipamiento comunal (municipio, establecimientos educacionales, etc).

Es necesario informarles a su vez la opción real que tienen de postular a subsidio habitacional toda vez que, si bien la gente del grupo de las “urgencias” lo ve como “LA” posibilidad de real de solucionar su problema de casa, si no cambian las políticas, la mayoría de ellos no podrán obtenerlo ya que no califican por el puntaje de la Ficha de Protección social y/o no son dueños del terreno ya que hay muchas sucesiones.

Solucionando la emergencia hay mucha gente que puede sumarse posteriormente a la reconstrucción más planificada y con una visión de más largo plazo. Para lograr lo anterior, es necesario priorizar y delimitar la zona de trabajo, sea un grupo de manzanas de la ZT o una calle. Tanto el tiempo como los presupuestos estimados no alcanzan para más.

 

 

JUAN SUTER C. – DANIEL DÍAZ S.

Arquitectos

Marzo del

 

 

2010