Notas a la Reconstrucción

1 05 2010

01                LA CIUDAD DEVASTADA

El terremoto y posterior tsunami del 27 de Febrero del 2010; deja a las ciudades que fueron más gravemente afectadas en una situación de orden re-fundacional. Esto es una situación en que el habitar es precario y anterior a la Ciudad constituida y operante.

Las condiciones más elementales del hecho urbano ya no están: No hay cobijo para la vida cotidiana; no hay servicios básicos; las Instituciones del Estado no logran responder a las demandas básicas de la ciudadanía; las actividades económicas se encuentran gravemente afectadas y casi detenidas. En resumen ya no es posible desarrollar la vida urbana; es necesario comenzar de nuevo.

En estas condiciones el colectivo social; las familias y personas se encuentran inscritos en una línea base de desarrollo muy anterior a la que estaban acostumbrados; se ven directamente enfrentados al instinto de habitar.

 

02                LA METODOLOGIA DE TRABAJO: UNA CARTA DE NAVEGACION

En este contexto la asesoría profesional se debe plantear en términos flexibles respecto de las necesidades y requerimientos que la Comunidad necesita; siendo capaz de reformularse los Nortes u objetivos a la manera de una Carta de Navegación. (1) No tiene sentido en una Asistencia Técnica que quiere acompañar el proceso de Reconstrucción de una localidad o ciudad tan fuertemente afectada por una catástrofe colocarse de antemano objetivos rígidos e inflexibles ya que la realidad día a día, hora a hora, van relativizando los objetivos previamente propuestos.

Por ejemplo en el caso de Cobquecura, un primer objetivo definido por el Equipo de trabajo fue trabajar con el área definida como Zona Típica. Con el paso de los días y luego de haber tomado contacto con la Comunidad nos damos cuenta que las clasificaciones y modos de organización del Espacio definidos con anterioridad ya no es posible asumirlos de la misma manera. La Zona Típica se ha visto gravemente dañada y la que mejor ha resistido es la de las Construcciones Discordantes. Eso nos lleva a redefinir el objetivo inicial y a debatir los límites de la Acción que queremos desarrollar. Es necesario entonces definir un nuevo Norte, para operar en la Zona. Nos abrimos a la idea de una Escuela Taller.

 

Norte de la Cuadrícula: Cuando se navega a grandes latitudes (muy al norte o muy al sur del planeta), no tiene sentido guiarse por el norte magnético debido, entre otras cosas, a las grandes declinaciones implicadas.

Es por ello que se define arbitrariamente el Norte de la Cuadrícula como el norte indicado por los meridianos de la carta de navegación que se está usando para navegar.

 

03                LOS RECURSOS SOBRAN Y FALTAN A LA VEZ

A propósito de la actual discusión por el financiamiento del Programa de Reconstrucción que ha planteado el Gobierno, hay argumentos cruzados que denotan que no hay escasez de recursos. “Plata sobra para reconstruir” han dicho personeros oficialistas, mientras discuten si se gastarán los cuantiosos recursos que el Estado tiene depositados en el exterior; o bien se acudirán a préstamos de entidades del Mercado Financiero externo endeudando de esta manera a la Nación, o bien mediante aportes del Sector Privado mediante una Ley de Donaciones o una reforma temporal al Sistema Tributario.

Mientras las comunidades afectadas observan con espanto cómo se acerca el Invierno sin que aún los recursos lleguen por medio de una operatoria ágil y eficiente.

En medio de esta inmovilidad del aparato del Estado se olvida que uno de los principales recursos que se debiera activar es la Organización Social, las tramas de colaboración social; las redes solidarias vecinales, los grupos de autoconstrucción; son recursos muy valiosos a la hora de hablar del Proceso de Reconstrucción de nuestras Ciudades.

Hasta el momento se habla solo de recursos de Capital y no se menciona la fuerza ciudadana y el capital humano que debe ser movilizado para poder llevar adelante la enorme tarea de Reconstrucción.

04                LAS MEDIAGUAS LLEGAN PARA QUEDARSE

En los Programas de Reconstrucción del año 1985 se trabajó en una gran cantidad de casos con un parque de Mediaguas de las antiguas operaciones sitio de los años 60. Hoy en día nuevamente las mediaguas llegarán para quedarse por un largo tiempo albergando en una suerte de emergencia permanente a los habitantes de las localidades afectadas por el Terremoto. Fue así también en el terremoto que afectó en el Norte Grande a la Ciudad de Tocopilla hoy llena de Mediaguas. 

Nuestra labor como profesionales orientados a entregar soluciones reales es poder integrar esta solución de Emergencia como un bien de mayor valor agregado.

Es necesario considerar este Módulo Básico y Precario como etapa inicial de crecimiento de una vivienda de mayor estándar y metraje.

Se debe desarrollar uno o varios proyectos con alternativas de crecimiento considerando una matriz de Recursos que incorpore todos aquellos materiales con que cuenta cada familia y la Comunidad.

05                UNA MATRIZ INTEGRADORA DE RECURSOS

Es necesario considerar que en el Proceso de Reconstrucción la Comunidad, los grupos de auto constructores organizados deben estar preparados para definir y reconocer una matriz integradora de Recursos.  No se trata solo de esperar los recursos y soluciones que proponga el Estado. También es importante que la Comunidad sea proactiva en el reconocimiento de todos aquellos recursos humanos, naturales y de capital con que cuenta para alimentar el Proceso de Reconstrucción.

Las demoliciones, las antiguas casas, el barro, la piedra laja, los entablados de piso y muros se convierten en valiosos recursos materiales al ser Reciclados en las nuevas unidades de Vivienda.

Los recursos materiales, de capital y trabajo, deben entonces ser vistos desde la perspectiva de una Matriz Integradora de recursos, que a su vez es variable en el tiempo.

Manuel Marchant R

Arquitecto Equipo Patrimonial Cobquecura

Anuncios